…y ahora, ¿qué?

El viernes de la semana pasada recibí una noticia triste (no, nada grave, pero cuando entrenas para algo sí lo es): pospusieron para el año que entra el triatlón en el que quería participar…  Buaaaa!!!

Me entró una especie de sentimiento tristón… y anduve por ahí, como la muñeca fea, pateando mi botecito. Creo que ni cuando pospuse mi boda andaba yo tan chipil. Realmente quería un triatlón sólo para mujeres para mi regreso al tri, y éste era perfecto. Me estuve preguntando: y ahora, ¿qué?, y cuando iba a entrenar, me preguntaba: ¿para qué?

Y yo que me estaba preparando!!! Snif, snif...

Y precisamente recordé ese sentimiento después de mi primer triatlón… o de mi primer medio maratón. Eran mis eventos máximos del año, para los que había entrenado, alimentado y enfocado. Y cuando los terminé me sentí en el limbo.

Fast-forward al año pasado: recuerdo haber leído el estatus de Facebook de un amigo justo por ahí del miércoles posterior al Ironman de Cancún… “¿y ahora qué?”

Y como sé que muchos correrán este domingo el Maratón de la Ciudad de México, para el cual han entrenado religiosamente, han creado sus equipos, y hasta para complementar su entrenamiento han viajado a lugares exóticos (como Morelia, El Ocotal o Puebla), entre un largo etcétera; para esos muchos que el MICM será su EVENTO del año, quisiera compartir algo de terapia previa para cuando “les pase”. Son ciertas recomendaciones que pude encontrar de fuentes con reputación, así que no es que los tips vengan de esta experta, per sé, ¿ok? Van pues…

Quieran o no, aquí van los consejos...

El escenario probable del día MARTES posterior al maratón, o a tu evento máximo del año: te encontrarás con las piernas más tiesas que zombie en video de Michael Jackson, poniéndote crema justo en donde no te pusiste bloqueador (y no hablemos de que temes quitarte la playera por temor a que, otra vez, se haya pegado a tus nipples, ouch!), mientras intentas recordar el nombre de tu perro, mismo que te ve como extraño porque por los últimos seis meses o semanas lo único que has estado haciendo es pensar en ese maratón, triatlón, Iron…

La disciplina y pensamientos sobre entrenamiento, carreras, nutrición, tenis, gadgets, diarios y entrenamientos sabatinos, ahora son reemplazados por la pregunta: ¿y ahora qué hago?

Los especialistas de Endurance Nation, expertos en este tipo de episodios, dicen que una transición adecuada es crítica para asegurar que tu condición física y motivación estén ahí para cuando te recuperes.

Algunos planearán otro maratón u otro evento similar. Otros estarán pensando en algunas carreras más ligeras y comenzar a planear el año siguiente y entrenar para él.

Sin importar tus metas, la recuperación es importante para reincorporarte a los entrenamientos sin lesionarte.

FÍJATE EN LA IMAGEN COMPLETA

Ah, que tenía que entregar esto hace... seis semanas??? Uuuhh, mira! encontré mi GU perdido...

Eres una persona normal, que acaba de terminar un evento épico: sí, no cualquiera lo termina y no cualquiera sacrifica o entrena con tanto esmero para tal. Da un paso atrás y reconéctate con lo que has abandonado: sea familia, trabajo, hobbies… es decir, regresa a la normalidad, por más aburrida que se vislumbre. Tu familia y amigos lo agradecerán.

LUCHA CONTRA LA DEPRESIÓN POST EVENTO

No te vuelvas una patata... ok?

Es común experimentar un poco de apachurramiento después de tu evento, una especie de haber perdido el “feeling”. Toma en cuenta que todo lo que ha habido en estos meses ha girado en torno al maratón, y (al parecer) ahora no hay nada en qué enfocarse… es normal, pero insiste en reconectarte con tu no-atleta por un tiempo.

Seguramente habrá algunas carreras de 5k, 10k para el final del año en las que tus amigos te inviten a participar… y es ahí donde probablemente también existirá el sentimiento de superioridad, algo como: “es poquito, no vale la pena”, pero tómalas en cuenta, mantendrán tu emoción de correr y lograr.

REGRESAR A ENTRENAR

Tómate el tiempo, le has exigido mucho al cuerpo.

Los efectos en el sistema músculoesquelético son tremendos, ya que los músculos han experimentado un micro-trauma, palabra extravagante para definir a las pequeñas rasgaduras en el tejido muscular que ocurre normalmente en las demandas físicas del maratón. Estas rupturas requieren tiempo adecuado para sanar y regenerar. Ir directamente a un esquema de entrenamiento fuerte hará más lenta la recuperación de los músculos y el tejido blando. Aún y cuando el daño sea mínimo, el tejido conectivo y los huesos se encuentran en un estado vulnerable después del maratón.

Para reducir la posibilidad de una lesión, un regreso prudente a entrenar  es tu mejor opción. Muchas fuentes sugieren que los corredores deben de tomar una semana libre de correr después de un maratón. Se recomienda actividades de crosstraining (nadar sería la mejor opción, aunque caminar o bici ligera son óptimos también) para mantener el nivel cardiovascular y permitir al cuerpo recuperarse.

Pero lo más importante, me parece, es escuchar al cuerpo. Para algunos será IMPOSIBLE realizar algún tipo de actividad en días enteros, para otros el ir a nadar o darle a la bici muy suave, será excelente para aflojar las piernas. Aún y cuando digas “no me duele casi nada” recuerda tomar el tiempo de recuperarte a nivel micro-tejido, pero también a nivel mental: no pierdas de vista lo que has logrado, serás mejor atleta y humano, no lo olvides.

La meta es simplemente la cereza del pastel. Tu entrenamiento ha sido el esfuerzo, y la carrera es tu regalo, hazlo todo tuyo.

Y ahora sí, ¿cuándo comienza el Reto Maratón 2011? ¡Nos vemos el año que entra!

Agárrate 2011, allá voy!

P.S.

Ah! y para mi depresión del no-triatlón, mi otro ‘yo’ habló: y aunque sé que hay varios disponibles todavía, decidí seguir entrenando y entrenando y entrenando… ya había decidido que ése sería mi regreso, pues ese será (di no a los sustitutos), así regresaré más fuerte, con menos grasa, más endurance y mejor preparada al triatlón para el 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s