¿Qué hay de mí?

Mamá, esposa, editora, chef, corredora, Irongirl en desarrollo y futura Ironman. Me acerco estrepitosamente a los fabulosos 40, donde adquieres el respeto que te mereces (lo de arrugas, menopausia y demás, no me aterra del todo).

No pretendo quedarme en el “allá va la señora”, sino en el “ella me transformó”. Así que, agárrense porque lo traigo en mente… y generalmente lo cumplo.

¿Qué más? Lo que se acumule esta semana…

Anuncios